Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 18 de Octubre, 2017

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

La innovación es la "palanca" del sector turístico

La innovación es la “palanca” del sector turístico

Por sexto año consecutivo, Aula Internacional de Innovación Turística ESADECREAPOLIS, presentó el estudio sobe el estado de la innovación turística en España.

En este sentido, Josep-Frances Valls, catedrático ESADE señaló que “en 2011 cuando comenzó Aula Internacional de Innovación Turística , el resultado indicaba que la innovación debería ser la palanca ante la crisis. En 2013 el incremento de la inversión en innovación era un hecho, sobre todo entre las pymes. En 2016 la visión en torno a la innovación en el sector se concreta, ya, como algo indispensable para el crecimiento del turismo”, y añadió que “la orientación al cliente es una tendencia también clara en este año 2016. Mejorar el servicio y mejorar la imagen. Igualmente, se observa la necesidad de crear una estructura flexible que se adapte tanto al cliente como a los cambios del entorno”.

ESADE 2El estudio, profundiza, además, en como gestionar la innovación, y para ello Jorge Schoenenberger, socio director de Travel, Hospitality, Leisure & Transport de Deloitte apuntaba que “la innovación debe ir de la mano de los objetivos estratégicos empresariales” y puntualizó que ” es fundamental que los grupos de innovación en la empresa sean multidisciplinares y multigeneracionales” .

La jornada estuvo marcada en todo momento por la necesidad de cambio en el sector turístico, ajustándose a un nuevo entorno dinámico donde la tecnología es fundamental, quedando así de manifiesto en las diferentes mesas redondas que se organizaron y en las que se presentaron casos de éxito de innovación turística, tales como el protagonizado por “Artiem Fresh People Hotels” o “ClubVips”.

En el evento, participaron, entre otros, Patricia Miralles, innovation manager del ITH, Fernando Panizo, presidente de Think Tur e Iñigo Valenzuela, CEO de Smartvel.

Las conclusiones más importantes del estudio muestran como el escenario actual exige al turismo innovar en todas sus vertientes, que es necesario tener en cuenta a los emprendedores como fuente de innovación y que para mantener esta cultura innovadora no siempre es necesario crear un departamento ad hoc, pero lo que si es necesario es disponer de presupuesto y de los recursos necesarios para alimentarla.

Sin embargo, uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el sector turístico es precisamente la dificultad del acceso a la financiación y la ausencia de apoyo del gobierno. Así lo han señalado los encuestados en un 35,3% y un 31,6%, respectivamente. A pesar de estos datos, el estudio también muestra que el número de empresas turísticas innovando en España ha aumentado en los últimos años hasta llegar al 80,6% del total. Si bien, son las grandes corporaciones las que más acceso han tenido a las nuevas tecnologías.

A ese respecto, Adolfo Pellicer, director de energía, servicios y telecomunicaciones de SAP indica que “es una realidad que las pequeñas empresas del sector no han tenido el mismo nivel de acceso a la tecnología que las grandes, pero esto está cambiando de forma acelerada”. Es más, el informe remarca la posibilidad de crear sinergias entre grandes empresas y startups, como una de las grandes oportunidades que ofrece el sector en la actualidad.

En esta misma línea, el informe afirma que los empresarios y emprendedores se necesitan mutuamente, de hecho una de las preocupaciones de las startups se halla la de la dificultad de acceder a las empresas ya establecidas, mientras que entre los empresarios la preocupación se centra en alcanzar las fuentes de innovación efectivas. Aparece, por tanto, una necesidad de estrechar las relaciones entre unos y otros, estableciendo lugares de encuentro entre ambos para resolver carencias mutuas y establecer alianzas beneficiosas.

Por otro lado, en relación con los emprendedores que ponen en marcha una startup turísitca, llama la atención que una de cada cuatro actúe en solitario, y cerca de la mitad estén integradas por solo dos personas. A mucha distancia se hallan las que ocupan a tres personas, y a más de cuatro. Adicionalmente, el capital para constituir estas empresas es bajo, entre 3000 y 20000 euros, y sólo el 5% de las empresas de nueva creación necesitó en el último año más de 100000 euros para iniciar su actividad.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies