Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Sbado 27 de Mayo, 2017

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

5 reglas de posicionamiento SEO para la industria turística

5 reglas de posicionamiento SEO para la industria turística
  • 14 Abril, 2016

Cuando se trata de SEO, existe una serie de buenas prácticas que son universales, y luego hay una serie de estrategias y tácticas que se pueden o deben emplear en función de cada sector, de lo competitiva que sea cada empresa o de lo que está haciendo la competencia. TC Moore, director de Inbound Marketing para Socialed.ca, ha publicado en Tnooz una lista de cinco aspectos que cualquier empresa turística debe tener en cuenta a la hora de diseñar una estrategia de posicionamiento orgánico en buscadores.

1. Foco: el destino, el destino, el destino. La gran mayoría de las búsquedas relacionadas con los viajes contienen un destino específico, esto es algo evidente. Una cosa es pujar en Google por keywords genéricos como “vuelos baratos” u “hoteles con todo incluido”, pero el verdadero valor del SEO es su capacidad para remitir a los usuarios que ya han dado uno (o dos) pasos por el embudo de conversión, y la mejor manera es pujar por destinos específicos.

2. SEO en la propia web: la codificación de “embudos de navegación”. Una vez que los objetivos y prioridades de SEO están claros, es el momento de empezar a desarrollar “activos” en la web que reflejen ese destino específico por el que vamos a pujar. Esos activos, sin embargo, no serán eficaces si los motores de búsqueda no pueden rastrearlos e indexarlos.

3. Relevancia: una estrategia de contenido. El desarrollo de destinos específicos indexables, subdirectorios con etiquetas de optimización de título, metadescripciones, etiquetas de cabecera y elaboración de textos es sólo el primer paso en el fortalecimiento de la relevancia de la web del hotel para luchar por palabras clave específicas. Los motores de búsqueda favorecen a los sitios que se actualizan con frecuencia mediante la producción de contenido de calidad y relevante de forma continua.

4. SEO externo: señales sociales y enlaces. Una vez que la web está optimizada y produce con regularidad contenido que apoya su ranking en diversos temas relacionados con su sector, es el momento de afrontar la estrategia de SEO fuera del sitio. Las métricas relacionadas con los backlinks son las que más influyen en la capacidad de una web para mejorar su clasificación, mientras que las métricas sociales también tienen un impacto en el ranking. Así que, nos guste o no, tomarse en serio el SEO implica un trabajo duro y proactivo en la construcción de enlaces y la generación de “señales sociales”.

5. Medición del tráfico. Al igual que cualquier campaña de marketing, los esfuerzos en SEO deben ser rastreados y medidos. Aunque una buena clasificación en los motores de búsqueda implica un aumento del tráfico, también es importante no cargar toda la responsabilidad en el ranking como un KPI.

El posicionamiento SEO puede parecer extremadamente complejo, pero no hay misterios detrás de su aplicación con éxito, y se puede generar tráfico de mayor calidad que en cualquier otro canal (cuando se hace bien). El SEO implica comprometerse con ciertas buenas prácticas de forma habitual. Por supuesto, se requiere un conocimiento profundo de esas buenas prácticas, así como la costumbre de adaptarse a los cambios, las nuevas tecnologías y las condiciones del mercado, pero realmente se reduce a una voluntad de acercarse al SEO como parte de una estrategia digital mayor, e invertir en ella a medio y largo plazo.

Imágenes: Shutterstock

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies