Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Sbado 16 de Diciembre, 2017

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

La economía colaborativa, a debate en OMExpo

La economía colaborativa, a debate en OMExpo
Juan Daniel Núñez, TecnoHotel

Una vez más, la economía colaborativa y sus posibles efectos en el sector turístico –y hotelero en particular– fue el foco de debate entre hoteleros y representantes de diversas plataformas nacidas al calor de esta nueva corriente económica.

En el marco de OMExpo, el analista de viajes para el diario El País, Fernando Gallardo, fue el encargado de moderar el debate. Abrió su exposición asegurando que “estamos asistiendo a una gran revolución donde la economía colaborativa añade un nuevo factor de cambio y transición, de la vieja sociedad analógica a la nueva sociedad digital. De repente, una economía y sistema de valores enfocado al un modelo de negocio vertical, se ve súbitamente arrastrado a competir con un sistema de comunidad, horizontal, donde las personas compiten en igualdad de condiciones con las empresas. Estos nuevos modelos basados en tecnología suponen, además, un desafío legal para la economía tradicional”.

Para Kike Sarasola, fundador de Room Mate Hotels y Be Mate, “la economía colaborativa es lo mejor que nos podría haber pasado. No es necesario construir 80.000 hoteles nuevos, los apartamentos están ahí para ser utilizados. El mejor aprovechamiento de cada recurso sólo puede traerle cosas buenas al planeta. Por supuesto que también hay negocio a veces, pero ahí está la libertad de poder escoger. Lo que no debe suceder es que el lobby hotelero ponga trabajas al campo, con la presión que ha ejercido contra las viviendas turísticas, por ejemplo, en Mallorca, o en Madrid, donde apenas hay 280 licencias por las más de 12.000 en Barcelona. Estamos viviendo una época apasionante, con una nueva forma de vida y una nueva economía, donde todos podemos ser empresarios y optimizar nuestros activos. Es el momento más creativo que he vivido en mi carrera”.

Vincent Rosso, fundador de Blablacar, insistió en la idea de que “el concepto clave aquí es la libertad de los consumidores, que pueden optar por compartir o consumir un bien gratuito o pagar un precio con coste y otros beneficios añadidos, lo importante es la libertad de poder hacer lo que uno quiera y las opciones sean múltiples: eso es lo que estamos creando. Está todo por inventar, es una forma nueva de convivir aunque habrá una transición donde ambos mundos van a cohabitar muchísimo tiempo. Estamos ante fantásticos retos que nos plantea esta economía colaborativa, lo que nos obligará a renovarnos y ser mucho más eficientes, pero también nos abrirá un sinfín de nuevas posibilidades”.

Ricardo Fernández, director legal en Destinia.com, opina que “estamos hablando de un uso más eficiente de todos los recursos. Ya nunca va a haber justicia, esto es un sálvese quien pueda. Y aunque se regule, esto no quiere decir que se vaya a dar licencia a todo el mundo. De hecho en San Francisco, cuna de Airbnb, sólo un pequeño porcentaje de establecimientos ha solicitado la licencia, pese a ser gratuita”.

Por último Ramón Estalella, como secretario general de CEHAT y representante de la patronal hotelera, fue el más proclive a una legislación de la economía colaborativa en el sector: “se trata de una actividad económica que debe tener unas reglas, no es un simple intercambio entre particulares y sin ánimo de lucro. En España hemos vivido con un sistema muy garantista pedido por consumidores y por el bien del estado del bienestar, y de repente aparecen plataformas que tienen  aspectos muy positivos pero también impactos negativos. La regulación debe ser sensata pero debe existir para solventar la convivencia de los nuevos entrantes en los negocios con quienes ya viven de ese negocio en un modelo de éxito, no lo olvidemos. El problema es que en este momento la competencia es desleal si tenemos un cuenta que los hoteles deben cumplir cerca de 250 normas y obtener 150 licencias distintas, mientras que los nuevos entrantes no cumplen nada y el consumidor no lo exige. En cualquier caso, como hoteleros no apostamos por la prohibición sino por la convivencia. Hay que volver a la economía real, donde las empresas tradicionales se van a renovar y va a haber espacio para todos. No hay límites en la innovación, pero sí en la garantía para los consumidores”.

Juan Daniel Núñez, TecnoHotel

Juan Daniel Núñez, TecnoHotel

Juan Daniel Núñez es redactor jefe en TecnoHotel. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha sido redactor de TecnoHotel desde 2009, participando en la refundación de la primera revista española especializada en marketing turístico y hotelero.

http://www.tecnohotelnews.com/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies