Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 13 de Diciembre, 2017

Subir arriba

Arriba

3 Comentarios

¿Por qué hay diferencias entre hoteles de la misma categoría?

¿Por qué hay diferencias entre hoteles de la misma categoría?
Vicente Romero, presidente CIDH

Existe un número de establecimientos hoteleros que están, digamos, un poco desfasados. Como están haciendo más o menos caja, ¿para que preocuparse?. Si estos establecimientos tuvieran una competencia más severa actuarían de otra forma. El resultado de esta actitud  puede ser uno de los motivos que marquen la diferencia entre dos productos de las mismas características pero con un resultado completamente distinto ante los clientes.

Deberían preocuparse más de sus equipos de personas, de darle más autonomía al director para hacer cambios, estudiarían la competencia, reformarían sus instalaciones, consultarían con otros profesionales; pero para estas propiedades, que suelen ser en su mayoría hoteles independientes, esto puede suponer un gasto excesivo.

Sin embargo, existe un determinado número de acciones que no cuestan tanto dinero, es más cuestión de querer poner en marcha el cambio, sólo tienen que elegir bien en manos de qué asesor se ponen. En segundo lugar, la inversión a realizar en algunos hoteles, si se realiza por profesionales de verdad, asegura que la inversión se recuperará con total garantía. En la mayoría de las ocasiones, con creces. Existen empresas que incluso lo pueden asegurar por escrito si se encargan del 100 x 100 del proyecto.

Cuando amigos y conocidos me dicen “tienes ir a visitar las instalaciones de tal hotel”,  te das cuenta del motivo por el que existen hoteles con esa reputación, teniendo las mismas estrellas que otro que está a 800 metros.

El desorden del personal discutiendo por los horarios delante de los clientes, la decoración obsoleta, alfombras muy gastadas y fuera de tono, plantas con sólo dos hojas verdes, muebles colocados en lugares inadecuados, servicios públicos muy faltos de todo… En definitiva, cobran por las estrellas que el declaró cuando inauguró el hotel hace 20 años y desde entonces no se regaron las plantas ni la motivación del personal.

¿Ustedes piensan que estos cambios son una inversión económica importante en un hotel? Yo diría que no. La diferencia entre los dos hoteles radica en lo siguiente:

Teniendo la misma categoría tiene a su favor, una propiedad que se preocupa de sus recursos humanos, tiene un equipo motivado, sonriente y en perfecta comunicación con los clientes, se convierte no en porteadores de servicios, son personas serviciales, transmiten alegría, cuidan las instalaciones, están comprometidos y a gusto de trabajar en un hotel ecoeficiente, un hotel verde. Por lo tanto, el cliente se siente a gusto y repite. ¿Usted en cuanto valoraría esta inversión?

A la AEDH nos llegan solicitudes de ayuda para cambiar estos paradigmas, pero por desgracia existen más!. Cada día estamos ayudando a más hoteles independientes, de 3-4 estrellas, hoteles rurales, restaurantes y colaboramos con estudios de arquitectura. Ayudamos con nuestros profesionales a salir adelante dándoles consejos constructivos para que nadie los engañe. Nos estamos rodeando de empresas responsables y bancos por si necesitan subvenciones personalizadas para cada proyecto. De esta forma, todos los implicados hablamos en el mismo lenguaje.

La AEDH aconseja que se seleccione un único proveedor para todo el proyecto que les ofrezca garantías. Que esté comprometido con la eficiencia energética. La pintura de una pared, ¿vale lo mismo amarilla que en un tono crema, verdad? ¿Por qué no se deja aconsejar?

Comience por sus equipos de personas y continúe con todo lo demás, notará la diferencia en poco tiempo. ¡Pida información!

Imagen Categorías de Hoteles vía Shutterstock

Vicente Romero, presidente CIDH

Vicente Romero, presidente CIDH

Presidente del CIDH
Circulo Internacional de Directores de Hotel

http://www.cidh.es/

Comentarios

  1. Hola Vicente. Estoy completamente de acuerdo en que un hotel no puede permitirse dar mala imagen por una descoordinación entre el personal. Por este motivo, soluciones como programas de gestión hotelera son imprescindibles para pautar la manera de trabajar y organizar todas las tareas del establecimiento. Asimismo, tener un hotel desfasado en su aspecto no ayuda a la satisfacción del cliente, mediante programas de encuestas online el hotel pronto detectaría si a sus huéspedes la decoración le parece antigua o las instalaciones no están cuidadas, por ejemplo.

  2. Enrique

    Desde hace muchos años, y llevo 16 trabajando en Hoteles siempre he repetido un mantra que aprendí en la universidad para justificar las decisiones de la gerencia “muchas veces se elije mas lo satisfactorio que lo optimo”. Y a día de hoy sigue siendo válido, por incluso encima del criterio de rentabilidad.
    Me gustaría pensar que podría ser algo generacional, pero no, tiene mas que ver con la vocación,la formación en sentido amplio y la flexibilidad bien entendida. He visto Hoteles de dos y tres estrellas (siempre PYMES familiares también es verdad) quebrar por este tipo de actitud, ante la indolencia de sus propietarios. Siempre habrá quien compre el negocio y lo reflote afortunadamente.
    En todo caso el contexto actual creo que es de una mejora continua al respecto, y un aumento de la competencia (vía reputación online sobre todo) que incentiva el “ponerse las pilas”, y la labor de AEDG es prueba de ello.

  3. Julio Herrera Estevez

    Vicente: tu aportación es importante, interesante y oportuna. Espero que active a los que se encuentren en ese tipo de situación.

    Cuando estás abierto al mundo, como hotelero, y estás familiarizado con lo que se lee a diario, por ejemplo, en Tripadvisor y en Booking de los hoteles de tu zona, observas que los hoteles bien gestionados y actualizados reciben comentarios mucho más positivos y consiguen tarifas medias superiores a los que se han quedado estancados.

    En un destino de nivel medio, podemos ver frecuentemente tarifas medias de hoteles de categoría media que funcionan bien de unos 60€, frente a hoteles competidores más débiles con tarifas medias de 50€. Esto representa un incremento de ingresos del 20% y un incremento del resultado de operaciones que muchas veces supera el 50%.

    En la sociedad actual digitalizada, con un consumidor super-informado, el riesgo no es invertir talento, tiempo y dinero (y por ese orden) en tener un hotel que consiga superar las expectativas del tipo de cliente que elija como objetivo; el riesgo es no hacer nada y permitir que la competencia te sobrepase y que el consumidor te deje fuera de mercado. Y, si no, que se lo pregunten a ciertas cadenas hoteleras y a ciertos grandes hoteles independientes que, como tales, ya no existen… El espíritu de servicio y la vocación son imprescindibles, pero aquí estamos hablando de negocio, de dinero: de emplear la capacidad empresarial de ver una oportunidad importante y hacerla realidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies