Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Lunes 11 de Diciembre, 2017

Subir arriba

Arriba

4 Comentarios

¿Hay distintas clases de directores de hotel?

¿Hay distintas clases de directores de hotel?
Vicente Romero, presidente CIDH

La mayoría de nosotros hemos comenzado en hostelería pasando por varios departamentos y puestos de responsabilidad, antes de ser directores. Pero, ¿qué sucede hoy en día con nuestra profesión? Goza de buena salud pero se han detectado algunas –llamémosle– incidencias que desde la AEDH queremos apuntar para poner en conocimiento de todos los profesionales.

No importa qué clase de director, ni el tipo de hotel que diriges, si es de tres, de cuatro, o cinco estrellas, esto es para todos y a todos nos afecta: algunos colegas que gozaban durante muchos años de puestos de relevancia se han visto perjudicados, conocéis a alguno, ¿verdad?

Obviamente son mínimos los casos conocidos, pero a consecuencia de esta crisis existen algunas compañías hoteleras que, sin escrúpulos, han intentado desprestigiar esta profesión con los jóvenes que se inician, utilizándolos como directores cuando no tienen capacidad ni conocimiento para tomar decisiones en el día a día por más que pongan de su parte, que lo hacen. Conozco algunos jóvenes que salen adelante gracias a la ilusión y la voluntad que ponen y estoy convencido que llegarán a ser grandes profesionales.

Un director de hotel tiene una gran profesional. Debe estar preparado para solucionar todo tipo de problemas que se presentan en un hotel y no tener que llamar a un número de teléfono determinado para solucionar problemas de personal, de compras o de cualquier otra índole.

No estoy en contra de que nombren director de hotel a una persona de 22 años, pero es imposible que tenga la experiencia que te da estar al frente de un establecimiento con 200 habitaciones y con 100 empleados, por ejemplo. Esto se nota en los hoteles al prestar sus servicios, estos establecimientos son hoteles fábrica. Al no tener un líder con experiencia es difícil provocar un espíritu de colaboración humano.

Por otro lado, todos estamos expuestos a experiencias desagradables. Por consiguiente, el secreto del éxito está en la unión de las personas implicadas, ya que estamos expuestos a todo tipo de incidencias y sabéis que es cierto, porque por desgracia tenemos algún amigo que ha sufrido estos abusos.

Es complicado influir en las circunstancias laborales de cada compañero, por este motivo la AEDH ha creado un blog para establecer una línea de comunicación con los directores de todo el mundo, donde podrán anotar todo lo que consideren importante. De este modo, podremos ayudar a otros en parecidas circunstancias de cara al futuro.

Sólo podremos preservar nuestra credibilidad si mantenemos una unión en constante crecimiento.

Imagen Recepción vía Shutterstock

Vicente Romero, presidente CIDH

Vicente Romero, presidente CIDH

Presidente del CIDH
Circulo Internacional de Directores de Hotel

http://www.cidh.es/

Comentarios

  1. VíctorM

    Estoy de acuerdo, el camino se hace andando y la experiencia es un grado. Es imposible dirigir un hotel sin tener una sólida experiencia previa como Recepcionista, Jefe de Recepción/Director de Alojamiento, en un Dpto. Comercial/Ventas, en Restauración, etc…

    Pero también es verdad que hay algunos Directores de Hotel con muchos años de experiencia que no se han adaptado a las necesidades del mercado y que siguen siendo directores de despacho, que no mantienen un contacto continuado con sus clientes y con sus empleados como hoy el sector demanda, o que no se han preocupado en seguir formándose para dominar el mercado online: la reputación online, las ventas, etc…

    Algunos de ellos siguen teniendo la antigua concepción del poder y del directivo y, lamentablemente, no están interesados en adaptar su estilo directivo. En este sentido, por mucha experiencia que tengan, dejan de ser competitivos.

    Un saludo!

  2. Estimado Vicente, soy Emilio Ruiz, director de un pequeño hotel de 2 estrellas y 47 habitaciones en Madrid. Empecé de director con 25 años y sigo en el puesto, luchando por el buen ambiente y por hacer que los objetivos logrados sean fruto de los 9 empleados que somos. Quizá no sea comparable por las dimensiones que trata, pero lo que está claro que, lo que prima, además de calidad y buen trato, es el implantar la personalidad que tenemos como equipo cada uno de los 9. Quizá un “chaval” de 22 años no puede implantar esa personalidad, pero no será porque no quiere. Si no porque se atiene a un puesto en el que las órdenes no las da, sino que las cumple o las hace cumplir. Seguiré dicho blog.
    El unificar criterio y remar en la dirección facilitará ese crecimiento que comenta. Fijémonos en el caso de los hoteles de Barcelona. No se da del mismo modo la sangría que se da en Madrid como consecuencia de la guerra de precios.

  3. Bernat Sill

    La mayoría de nosotros hemos empezado estudiando un Grado Universitario específico en Dirección Hotelera y Turismo, nos han formado durante 4 años en diferentes campos; Economía, Estadística, Contabilidad, RRHH, un par de Lenguas extranjeras, servicio al cliente y un sinfín de clases teóricas y casos reales hoteleros a nivel internacional. Otros también hemos añadido a nuestro CV ése Máster carísimo que era la “puerta abierta” a una posición intermedia.

    No importa qué clase de estudiante eres, ni el tipo de universidad, pública, de pago, o internacional, esto es para todos y a todos nos afecta: tenemos que ocupar durante meses puestos de trabajo con contratos de prácticas, contratos temporales, contratos laborales de prácticas, contratos sin ningún derecho laboral, ni vacacional, ni salarial. Nosotros nunca “gozaremos de puestos bien remunerados” ¿verdad?

    En la actualidad, el mercado Hotelero español se está simplificando cada vez más, sólo hace falta mirar el crecimiento en el número de Hoteles y habitaciones que están en manos de las Hoteleras españolas y los grandes Grupos Internacionales instalados en nuestro país.

    En realidad, todo son ventajas para los propietarios de inmuebles u antiguos Hoteleros que deciden incorporarse a una Marca Hotelera. En un mercado tan globalizado e competitivo las ventajas son claras e determinantes para una cuenta de resultados; la promoción, el marketing, las finanzas, la fidelización, la inversión e liquidez, contacto directo con Sector Público, contratos con grandes TTOO/AAVV, subvenciones, ventajas fiscales, sistemas centralizados y un largo etc.

    Dentro de estas compañías, el Hotel ya no es visto como ése negocio dónde el director cuidaba y conocía a sus huéspedes. Es verdad que ahora los Hoteles son puras unidades de negocio que sólo requieren de un gestor/supervisor para la obtención de un objetivo financiero. El camino está marcado, algunos deciden apostar por la calidad, otros hacen equilibrios para mantenerse en el medio y otras se tiran a la guerra de precios con los Budget. Las instrucciones para conseguir el GOP deseado llegan de centrales en Madrid o Barcelona en el caso de compañías españolas y de Bethesda, Londres, Atlanta, Stamford en el caso de los grupos de Inversiones Internacionales.

    Toda esta situación es imparable debido al éxito, poder e influencia que tienen estas organizaciones, Ahora ya no hay marcha atrás y estas compañías han venido para quedarse, ¿es cuestionable su modelo? Sólo viendo su crecimiento, parece que nos gusta.

    Si estas grandes compañías con estrategias de crecimiento están apostando fuerte por jóvenes promesas del país será por algún motivo real, ¿unos de los pocos mercados dónde los jóvenes aún tienen posibilidades de desarrollo y queremos a cerrarles las puertas?

    Sin duda corren nuevos tiempos para la hotelería española, aún así, creo que la menor de sus preocupaciones tiene que ser la incorporación de jóvenes españoles en cargos directivos, así es que de este artículo me quedo sólo con “yo también conozco algunos jóvenes que salen adelante gracias a la ilusión y la voluntad que ponen y estoy convencido que llegarán a ser grandes profesionales”.

    Quizá soy demasiado veinteañero pero me gustaría confiar en que la unión entre la experiencia y la ilusión podría ser la fórmula perfecta para satisfacer las necesidades de nuestros huéspedes, ¡así que decidan ellos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies