Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Martes 12 de Diciembre, 2017

Subir arriba

Arriba

2 Comentarios

La falta de ilusión del personal

La falta de ilusión del personal
Vicente Romero, presidente CIDH

A la hora de gestionar un equipo de personas en un establecimiento, es vital conseguir un equipo de trabajo ilusionado, este es el objetivo que tiene el jefe de un equipo, conseguir que todos se mantengan unidos ahí esta el secreto de una empresa con éxito.

Hay que tener en cuenta los valores personales de cada uno de los trabajadores, pues se convierte en un hándicap a la hora de componer el grupo. Individualmente los componentes del equipo no se dan cuenta de la importancia de la unión, y que el éxito de uno esta en ocasiones sujeto a la labor de trabajar con ilusión en el  equipo en el que nos encontramos.

Como consecuencia de lo anterior, de un grupo de personas trabajando juntos saldrá un líder, pero hay otra acción que es tanto o más importante de este grupo de trabajo, con ilusión no solamente hemos creado un líder sino que el resto del equipo se mantiene con vida dentro del mundo laboral. Esto es lo que hay que transmitir y hacer comprender a todos, los individualismos en estos tiempos no son favorables para sobrevivir.

En una familia de varias personas, si estas están unidas aunque tenga alguno de sus miembros en el paro saldrán adelante todos juntos. Lo mismo sucede en las empresas: si están todos unidos en el trabajo, el negocio saldrá adelante y se mantendrá en el mercado, de lo contrario será muy difícil que aguante y más en los tiempos que corren.

La generosidad y productividad en el trabajo es lo que nos hace ser diferentes, en este sentido el líder del equipo tendrá como principal objetivo crear ilusión y las circunstancias óptimas para generar otro equipo.

Imagen Equipo de trabajo vía Shutterstock

Vicente Romero, presidente CIDH

Vicente Romero, presidente CIDH

Presidente del CIDH
Circulo Internacional de Directores de Hotel

http://www.cidh.es/

Comentarios

  1. Miguel Angel Campo Seoane

    Es cierto que es necesario disponer de un equipo de trabajo ilusionado, pero en las circunstancias que en la actualidad se dan en un gran número de hoteles de nuestro país, me pregunto cuántos hoteles hay, en los que el Director de Hotel, reúna las condiciones de liderazgo necesarias, e incluso en el caso de que pudieran tenerlas, las empresas les permitan ejercerlas.

    Se dice en este artículo que “el éxito de uno está sujeto a la labor de trabajar con ilusión en el equipo en que nos encontremos”, lo que podría ser cierto, si la imagen existente en un gran número de trabajadores, con contratos de prácticas y salarios miserables, no fuese la de que hagan lo que hagan, su futuro a partir del momento en que se termine el periodo de prácticas para el que estén contratados, está en las listas del paro, con grandes dificultades para salir de las mismas, y en esas condiciones, es muy difícil poder crear ilusión, convirtiéndose en el campo de cultivo de la desilusión de un gran número de integrantes de una de las generaciones mejor preparadas a nivel teórico, para formar los equipos ilusionados que la hostelería de nuestro país necesita para salir de la crisis en que se encuentra.

    ¿Permitirán las empresas del sector que se den los pasos necesarios para lograrlo?

  2. Miguel Angel Campo Seoane

    Han pasado casi nueve meses desde que se publicó este artículo y el comentario anterior, sin que haya existido la más mínima intervención, por parte de directores o empresarios hoteleros, mostrando su acuerdo o falta de él, a lo que señala nuestro presidente en el artículo, y lo que complemento por mi parte en el único comentario realizado hasta el momento. Tan dificil es que alguien se atreva a opinar y dar su punto de vista, creeis que seguir por el camino que lleva la industria que tanto amo, puede ayudar a que nuestro país salga de la crisis.
    Pienso que si no somos capaces de hacer un mínimo de autocrítica, vamos a sequir batiendo records de entrada de turistas, de empresas hoteleras en crisis y de trabajadores de hostelería, cada día más desilusionados para poder atender a unos clientes que cada vez nos cuestan más y aportan menos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies