Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 13 de Diciembre, 2017

Subir arriba

Arriba

Un comentario

Nightswapping, otra forma de consumo colaborativo

Nightswapping, otra forma de consumo colaborativo
Redacción TH

Si bien el modelo de consumo colaborativo gana adeptos entre los usuarios al mismo que plantea dudas y recelo entre los hoteleros, están surgiendo alternativas a la ya conocida de Airbnb. Es el caso del nightswapping, que consiste en el intercambio directo de habitaciones entre usuarios. Hoy entrevistamos a Julien Dos Reis Pedro, Hispanic Area Manager de Cosmopolit Home, una de las empresas especializadas en nightswapping.

¿Cómo funciona el nightswapping?

El nightswapping es una nueva forma de viajar, una mezcla entre el couchsurfing, Airbnb y el intercambio de casa. Basado en un concepto de intercambio de noches, el nightswapping ofrece la posibilidad a los particulares, propietarios y (co)inquilinos de no tener que pagar más el alojamiento durante las vacaciones o para un fin de semana y eso, para cualquier destino.

Los usuarios deben registrarse a través de la página web para acceder a distintas formas de alojamiento. Cada vez que el usuario hospeda a miembros de la comunidad, ganará noches en su saldo de viaje a favor, para posteriormente hospedarse gratuitamente en casa de otros, en el destino que quiera.

El servicio ofrece tres tipos de intercambios: intercambio recíproco (alguien se queda en mi casa mientras que yo me quedo en la casa de esa persona), intercambio no recíproco (voy a la casa de alguien mientras este no está en su casa) o intercambio en habitación de invitados (voy a la casa de alguien mientras este está presente).

Julien Dos Reis Pedro - Cosmopolit Home - TecnoHotel

¿Cuál ha sido la evolución de Cosmopolit Home en el mercado español y cuáles sus perspectivas de futuro?

Recientemente Cosmopolit Home cumplió un año. En el mercado español, el concepto del Nightswapping ha sido bien muy acogido. Ahora mismo, la mayor parte de nuestros miembros viven en Europa, y los españoles representan nuestra segunda comunidad.

Para difundir el Nightswapping al nivel local, Cosmopolit Home busca constantemente a city-embajadores. Ya tenemos une treintena de embajadores en todo el mundo. Barcelona tiene su embajador y estamos reclutando a dos nuevas personas para promover el concepto en Madrid y Valencia. Hay muchas candidaturas, lo cual es muy positivo.

A primera vista, las previsiones son muy buenas. Al igual que los franceses, sentimos un entusiasmo que crece cada vez más con los conceptos que compaginan turismo y consumo colaborativo. Varias razones explican este éxito en España. Es verdad que la crisis económica fue un factor muy importante: la búsqueda de servicios menos costosos para viajar favorecen el desarrollo de este tipo de concepto. Pero no es la única razón. Las nuevas plataformas de consumo colaborativo turístico tienen la capacidad de generar nuevos encuentros al mismo tiempo que crean un nuevo lazo social, y esta capacidad explica el entusiasmo alrededor de plataformas como Cosmopolit Home, en particular en España.

¿Cómo ve la evolución y el futuro de los modelos de negocio turísticos basados en el consumo colaborativo o peer-to-peer?

Pienso que los modelos de negocio turísticos basados en el consumo colaborativo tienen un futuro muy prometedor. No es extraño que las startups se multiplican en este ámbito, particularmente en lo que se refiere al alojamiento en casa de particulares.

La economía colaborativa ya no es una opción, es un modelo de consumo perenne y económicamente viable. Es un nicho de mercado a tener en cuenta, pero no sólo en la industria turística: lo vemos con el crowdfunding, los bienes (alimentación, coches…), coworking, codinning…El consumo colaborativo crece cada vez más, la competencia ya se nota, pero sólo es el principio. Los modelos económicos de estas plataformas buscan conquistar la comunidad más extensa posible para garantizar la rentabilidad, y eso es imprescindible. Dos razones lo explican:

  • Las plataformas ingresan muy poco por cada transacción

  • Utilizan la comunidad de los usuarios para generar ingresos publicitarios.

Así, establecen barreras de entrada importantes para los nuevos actores e implantan una posición dominante que les permiten ser inevitables en el sector.

De manera general, creo en estos modelos de negocio porque las necesidades de los consumidores están cambiando: estamos pasando de la era de la propiedad a la era del uso, y eso favorece el desarrollo del consumo colaborativo, en particular en el ámbito del turismo. También, valores como la solidaridad, la autenticidad y el intercambio tienen cada vez más importancia en las vacaciones.

¿Cree que este modelo de negocio perjudicará a los hoteles y alojamientos tradicionales? Por el contrario, ¿hay algo que estos puedan aprender de estos nuevos negocios?

El éxito de estas plataformas que están revolucionando el turismo preocupa a las grandes ciudades: estas plataformas reducen las ofertas de pisos y amenazan al sector hotelero. Ya surgen incluso plataformas que comparan el precio de las noches en casa de particulares.

Así, creo que los hoteles tienen que toman en cuenta estos cambios. La economía colaborativa revuelve la economía tradicional de manera fundamental, y para seguir evolucionando, las empresas tienen que adoptar la cadena de valor de la economía colaborativa. Es difícil saber si los hoteles corren peligro pero creo que tienen que integrar o yuxtaponer estas nuevas prácticas colaborativas en el medio plazo.

Redacción TH

Redacción TH

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies