Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Sbado 16 de Diciembre, 2017

Subir arriba

Arriba

Un comentario

Antonio López de Ávila, presidente de Segittur: "Queremos apoyar a los emprendedores turísticos"

El nuevo presidente de Segittur ha llegado al cargo con la firme intención de apoyar la iniciativa de las empresas turísticas españolas más allá de nuestras fronteras y fomentar la colaboración entre las comunidades autónomas, compartiendo desarrollos tecnológicos y creando «destinos inteligentes»

Antonio López de Ávila, en su despacho

 

—¿Cómo ha sido su trayectoria profesional en el sector turístico hasta llegar a Segittur?

—Siendo canario, el turismo se vive desde niño de una manera especial. Profesionalmente, comencé en 2001 cuando entré en la Secretaría de Estado de Turismo y Comercio con Juan Costa como asesor para Turismo, hasta 2003. Volví al Instituto de Empresa para llevar los temas de turismo y dirigir proyectos empresariales relacionados con formación turística. Al cabo de ocho años, con la creación de la secretaría de Estado, me llamaron para volver y la idea me seducía, ya que significa  pasar del plano de las ideas al plano de la acción y así surgió la oportunidad, ya que parecía que Segittur se podría salvar del recorte dentro de las administraciones públicas y se pensó que yo tenía el perfil para dirigirlo. Lo cierto es que en el IE había trabajado siempre en proyectos de innovación. De hecho, el nuestro ha sido el master executive del Instituto de Empresa que ha generado más nuevas compañías. Y, en realidad, Segittur tenía ya tradicionalmente innovación y tecnología, le hemos añadido una tercera para, la de emprendedores en turismo. Una cuarta pata será la transferencia tecnológica entre comunidades autónomas.

 

—¿Cuáles han sido las primeras decisiones una vez llega a la presidencia de Segittur?

Se puede decir que hemos realizado una refundación de Segittur, hemos debido repensarla completamente. Se trata de una sociedad que dependía casi al 100% de los productos que surgían de Turespaña. Nosotros estamos planteando algo distinto: la sociedad, como medio propio, quiere apoyar a la secretaría para la iniciativa «España es Cultura» y trabajar con las nuevas lineas de acción de ayuda a la exportación del know-how turístico español y el apoyo a los emprendedores.

 

—¿Hasta qué punto afectan a los objetivos de Segittur los recortes efectuados por el Gobierno?

—Tenemos que hacer más con menos, realizando la mejor gestión posible del dinero que tenemos, la economía de la buena ama de casa. Debemos buscar iniciativas que sepamos que nos van a dar un retorno, afinando mucho el tiro, dejando de lado cosas que no son tan urgentes y centrándonos en otras necesarias para el sector hoy en día y a corto plazo, y sobre todo buscando dinero más allá de nuestras fronteras. Queremos romper el mito de que el turismo está ligado sólo al propio territorio. Ya no dependemos sólo de los fondos de Turespaña, sino que de cara a apoyar a las empresas españolas, perseguimos fondos europeos y de organizamos multilaterales que sí tienen fondos disponibles para el desarrollo de proyectos turísticos, fondos de difícil acceso para una pyme o micropyme y que sí pueden conseguir con nuestra ayuda. Queremos hacer que ese dinero fluya y sirva para el desarrollo de proyectos concretos.

 

—Además de estas ayudas, ¿va a gestionar Segittur líneas de financiación a emprendedoras procedentes de la administración española?

—Ahora mismo contamos con 41,2 millones de euros «pintados» en el presupuesto de la secretaría de Estado, de los cuales 21 millones irán destinados a una línea ICO para emprendedores turísticos y otros 20 gestionados través de la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), en forma de préstamos partcipativos, que permiten que no haya un banco intermediando, sino que ENISA presta el dinero a las empresas de forma que la única garantía que requieren es la viabilidad del proyecto. Eso compromete a Segittur con ENISA  a hacer un estudio exhaustivo de dicha viabilidad.

 

—¿Qué modelos turísticos y de innovación podemos exportar a otros países?

La Unión Europea y sus socios nos están sirviendo como modelo para implantar modelos que ya funcionan en España. Hemos cogido la filosofía del Imserso y su experiencia y hemos visto cómo podía funcionar en Europa. Después de tres años de prueba del programa European Travel Senior queremos volver a innovar y trazar nuevas líneas de actuación, dando entrada a capital privado para mantenerel proyecto vivo a nivel europeo. Por ejemplo, en Marruecos hemos concursado y ganado dos programas que nos permiten lograr un mayor contacto de los empresarios turísticos de Andalucía y Canarias con una región de gran potencial de crecimiento y llevar de su mano la tecnología española, dado que el mercado nacional que está bastante más parado.

 

—¿Cómo ve el papel de Segittur como promotor de centrales de reservas? ¿Cree que se han desarrollado proyectos verdaderamente eficientes?

—Lo cierto es que, en los tiempos de bonanza, cada comunidad autónoma decidió desarrollar su propio sistema, sus propias normativas y regulaciones, así que nos encontramos con 17 regulaciones distintas que estamos intentando normalizar para el beneficio de los destinos. No estamos creando una plataforma nueva, lo que hacemos es, en base a lo que se decidió en el «Espíritu de El Hierro» es esta oportunidad que tenemos de, debido o gracias a la crisis, colaborar mucho más estrechamente unas comunidades con otras, poner sobre la mesa los desarrollos de cada una para compartirla con las demás, algo que es muy necesario en esta época y que se debió hacer desde el principio. Estamos analizando todas las herramientas que las comunidades autónomas han desarrollado y buscar pros y contras de cada una y sinergias entre ellas para luego ofrecerlo al sector a través de Spain.info o de cualquier web que desarrolle a tal efecto.

 

—¿Qué papel va a jugar Segittur en el desarrollo de destinos maduros?

Ya hay proyectos puestos en marcha para el desarrollo de estos destinos. En este sentido, el papel de Segittur va a ser de asesoría sobre cómo convertir ese destino maduro en un “destino inteligente”. Es un salto que implica la incorporación de una serie de tecnologías y desarrollos que permitan mejoras de cara a la población que reside en el destino, de cara al turista y de cara a la sostenibilidad del propio destino en lo medioabambiental, social, cultural y económico. Vamos a realizar una guía de lo que debe reunir este “destino inteligente”, y sobre esa base vamos a asesorar a esos destinos maduros en esa transición. Hay mucho más (infraestructuras, reestructuración de la planta hotelera) que se le escapa a Segittur, pero sí vamos a procurar que el turista tenga una serie de servicios en destino que haga que su experiencia turística sea muy deseable y diferencial frente a cualquier otro destino.

 

—¿En qué consiste el «Espíritu de El Hierro»?

—La idea detrás de este espíritu es compartir para ser más competitivos. Esto de cara a las administraciones. Por otra parte, de cara al sector privado, significa que la administración turística se pone de acuerdo para que lo importante sea que su oferta llegue al cliente final, al turista. La oferta hotelera nos preocupa en el interior, y la oferta complementaria en todos los destinos, queremos potenciarla para que un turista que quiere diseñar su experiencia vacacional en España puede acceder a un proyecto completo y encontrar de una forma fácil toda la oferta turística en su conjunto. Ese eslabón final es lo que nos falla, la posibilidad de ofrécele una experiencia completa al cliente.

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies