Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Domingo 17 de Diciembre, 2017

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Gestionar la reputación online

El desarrollo de las nuevas tecnologías ha provocado la aparición de nuevos perfiles profesionales específicos de Internet, expertos en utilizar herramientas que permiten nuevas vías para llegar al usuario y nuevas formas de vender. Uno de ellos es el de Gestor de Reputación Online o Brand Evangelist.

Internet funciona las 24 horas del día durante los 365 días del año. Durante todo ese tiempo se vuelcan en la red millones de informaciones, comunicados y/o opiniones que hablan sobre personas, empresas, productos, servicios… En este incesante río de información, el conocimiento, seguimiento y «control» de toda la información que afecta a una empresa forma parte de lo que se llama Online Reputation Management o Gestión de la Reputación Online.

No se trata sólo de un mero Web Clipping o recopilación sistemática de informaciones, sino de una recopilación y seguimiento con criterio de si afecta o no negativamente a la «reputación» e «imagen» de la empresa, persona o producto, además de su gestión o «control», es decir, de influir sobre los contenidos que benefician o perjudican a la marca. Esta es la labor del Gestor de Reputación Online o Brand Evangelist.

Es trabajo de este profesional pasa por diferentes fases y se trata de una labor que puede ser puntual o permanente, en función de la importancia de la empresa, producto o persona.
La primera fase consiste siempre en conocer todo el contenido relacionado con esa empresa, producto, persona… que se encuentre difundido en la red (fase de monitoreo). Saber, en definitiva, el número y sitios donde aparece información relacionada.

La segunda fase consiste en analizar la índole de la información existente en la red, priorizando los mensajes negativos como los más importantes para su «control» y seguimiento (fase de identificación y contrastación de la veracidad o no de los mensajes en la red).

La tercera fase consiste en trabajar sobre los mensajes negativos, de tal forma que o bien desaparezcan de la red o bien queden relegados en posiciones irrelevantes en los buscadores (fase de reposicionamiento). Se trata de un trabajo mezcla de comunicación, relaciones públicas y posicionamiento a la vez.

En líneas generales, los requisitos para este tipo de trabajo son: formación universitaria en Ciencias Sociales, en carreras relacionadas con la comunicación (Periodismo, Comunicación Audiovisual, Marketing, etc); por supuesto conocimiento y manejo de internet, herramientas informáticas y redes sociales; idiomas, especialmente un buen nivel de inglés; y, finalmente, ciertas dotes personales para las relaciones sociales (habida cuenta de que se trata de trabajar con las opiniones, comentarios y críticas de diferentes personas).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies